guitarraraul

Las prótesis en la guitarra

Selección de conversaciones de:”Apoyo de la guitarra sobre la pierna derecha” del foro

http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?178-Las-pr%F3tesis-en-la-guitarra-cl%E1sica-por-Oscar-L%F3pez&p=655#post655

————————————————————————————————————-

Yo tengo una prótesis para apoyar la guitarra por su aro inferior en la pierna derecha que comencé a utilizar hace poco tiempo y la verdad es que es una buena alternativa a la posición clásica, ya que además de permitir una colocación anatómicamente más equilibrada permite acceder sin dificultad al registro sobreagudo de la guitarra, razón esta que abandera la postura clásica de toda la vida. Yo además toco guitarra flamenca y veo que la prótesis es también muy compatible con la técnica empleada en este estilo.
Pero mi prótesis es de ventosas, la compré en GuitarNotes (Inglaterra), y es muy inestable. Cuando menos te lo esperas se escapan las ventosas y la guitarra comienza a moverse.
¿Cuál es la mejor prótesis de este tipo de las que actualmente pueden adquirirse y dónde puede hacerse?

Muchas gracias
Manuel Cera

—————————————————————————————————————

Estimado Oscar López:
la “protésis” actual, hasta donde yo sé, nació en Japón a fines de los setenta. Cuando la “descubrí” en LA GUITARRERIA, tienda de Paris en 1981, la dopté de inmediato por las razones ergonómicas que conocemos. Me llovieron todas las críticas imaginables. En Polonia se la conocía como “aparato de Cardoso”. Este malentendido se debía a que el padre del por entonces jovencísimo guitarrista virtuoso polaco Christof Pelech (pronúnciese péuej), ingeniero, me había fabricado una prótesis a la cual reemplazó los tornillos por unas ventosas. Era hecha a mano y todo el mundo sabía quién había construído esa novedad. Un médico polaco que dio una conferencia sobre mi libro “Ciencia y Método de la Técnica Guitarrística” en la Universidad de Gdansk creía que era un invento mío debido a que allí el tal aparato era conocido asociado a mi nombre. Yo no la inventé. Solo me llevé las hostias. Habrá que buscar al genio tal vez en Japón. Con respecto al pequeño almohadón, el primero en adoptarlo y por tanto blanco de críticas acervas, fue el concertista español residente en Finlandia Juan Antonio Muro. Hoy existe más de una docena de ingenios diferentes. Y todo el mundo las utiliza, para suerte de nuestra columna vertebral.
Cordialmente

Jorge Cardoso
jorgecardoso@wanadoo.fr

—————————————————————————————————————-

Hola a todos,
me llena de alegría ver que el artículo ha conseguido su efecto, que hablemos de las prótesis o soportes. Pero no entro en mí de asombro al ver que el mismo Jorge Cardoso se ha pasado por el Foro para aclararnos el origen de las prótesis. Sin duda una gran aportación a este hilo.

Como comento en el artículo usé el gitano pero me parece demasiado inestable. Digo esto porque la guitarra “se mueve” y porque existe el peligro real de que se quiten las ventosas cuando menos lo esperes. Y esto no quedaría muy bien en mitad de un concierto ¿verdad? Por eso opté por un modelo múchísimo más estable que es el que uso actualmente y del que hablo en el artículo. Amigo Manuel, sería genial que nos mostrases en el foro cómo es la prótesis que utilizas ¿no tendrás por ahí alguna foto de algún concierto?

Argos, casualmente he estado este fin de semana con Ricardo Gallén en Valladolid, donde voy cada mes y medio a seguir la estela de este gran artista y aprender lo más posible. Aunque a algunos les suene dificil de creer Ricardo está haciendo cosas en la guitarra que casi nadie hace. Pero esto no lo entendereis hasta que no le conozcais y escucheis. Pero bueno… al grano. En una de las clases observé la posición del maestro y después de un rato le pregunté: – “Ricardo, ¿no te duele la espalda después de estar un rato tocando así?” Y su respuesta fue un claro y corto: – “No”

Creo que usa esta postura desde hace un año. Debido a la delgadez de Ricardo le resulta muy cómoda esta posición con las piernas cruzadas y la guitarra sobre el muslo derecho. Supongo que después de acostumbrarse a tocar la guitarra clásico – romántica esta posición “le sale sola”. No se, el tiempo nos lo dirá. Al igual que Argós creo que tarde o tamprano tendrá que cambiar pues el físico siempre pasa factura. Pero vamos, aun con la guitarra del revés Ricardo seguirá tocando increiblemente bien.

Oscar Lopez

————————————————————————————————————-

Yo fui un usuario fiel de las prótesis. empecé con un cojín anatómico, pero dada mi estatura la guitarra me quedaba más baja de lo que a mí me gustaba, y dado que no había más que un tamaño, decidí ponérmelo en la pierna derecha y cruzando las piernas de manera que el cojín quedaba centrado y se elevaba un poco más. Toqué así durante tres o cuatro años. Al cambiar de profesor me sugirió una prótesis como las convencionalescon el tubo regulador de la altura, pero luego el problema resultó ser otro, pues mi guitarra, un modelo Torres del 92 del constructor granadino Antonio Raya, tiene la caja ligeramente más pequeña, y otra vez con el físico, el brazo derecho no podía apoyarse con seguridad fuera cual fuese el ángulo de apoyo de dicha prótesis, creándome un problema de estabilidad. Pese a ello, noté mejoría en muchos aspectos y más libertad de movimientos. Ahora toco sin ningún apoyo en una posición puramente “aflamencada” y me va bastante bien, sólo tengo que cuidar de que mi espalda no esté curvada, pero por lo demás no tengo ningún problema. Lo que tengo más que claro es no volver a tocar con banquito en posición “Tárrega”. El problema existente en las escuelas municipales de “provincias”, como es mi caso, es que nunca recibimos la adecuada formación corporal pues el profesorado por estas latitudes dejaba mucho que desear, y a mi jamás nadie me habló desde los diez años hasta los quince de la educación corporal, y no sabía de la importancia del tema hasta que tuve un profesor cualificado, y dicha técnica es imprescindible para un estudiante adolescente con vistas a adquirir conciencia posicional, pero eso es otro tema y otro debate. Lo que quiero decir en el fondo es que sea cual sea la posicion, con artilugios o sin ellos es que todos debemos pretender la relajación corporal como medio para conseguir una buena preparación, y que el físico particular y de cada uno nos llevará a decidirnos y sin duda alguna influirá en la elección (o no ) de nuestra posición

Joaquin Salinas

——————————————————————————————————————

Los instrumentos de cuerda pulsada tienen una historia que se remonta miles de años atrás. Durante ese dilatado espacio de tiempo se han experimentado muchas maneras de sostener y colocar el instrumento: de pie, sentado, con ayuda de una cinta, de un banquito, de una mesa, de artilugios como “la trípode” de Aguado, sobre la pierna izquierda, la derecha, en el espacio entre las dos piernas, con la guitarra apoyada en la silla,… En mi opinión, el que una u otra opción haya predominado en un determinado momento, ha dependido fundamentalmente de las carácterísticas del instrumento y de la técnica utilizada. La influencia puntual que haya podido tener un profesor, concertista o escuela, se diluye en un periodo de tiempo tan extenso como del que estamos hablando, de manera que si una forma de colocación del instrumento no tenía ventajas reales, no llegaba a prosperar y se quedaba en poco más que una anécdota, por mucho que un guitarrista se empeñase en imponerla.

En nuestros días la posición de la guitarra que se logra mediante el apoyo de la misma en la pierna izquierda es, como todos sabemos, la más extendida entre los guitarristas clásicos. Esta preponderancia sin duda está relacionada con los cambios organológicos experimentados por la guitarra en la segunda mitad del siglo XIX. Salvo una revolución en la técnica de la guitarra, que no puede predecirse -del tipo de Fosbury con el salto de altura-, o de un cambio en la morfología del instrumento, lo más probable es que esta situación se mantenga. Ahora bien, sí parece claro que estamos en un momento en el que se experimenta bastante con los artilugios que facilitan ese tipo de colocación. Puede que el banquito apoyapié se sustituya al final por alguna de las prótesis que se han mencionado en multitud de ocasiones en el foro. Sería algo parecido a lo que pasó con las cejillas (o capotastos) tradicionales, que prácticamente han desaparecido en favor del nuevo modelo que todos conocemos. Cualquier día alguien encuentra una solución ingeniosa al problema de la colocación de la guitarra y en unos años todos usamos el nuevo invento. Seguro que esto pasaría lo quisiesen o no los docentes de mentalidad más cerrada.

No estoy muy de acuerdo con algunas opiniones que se han vertido más arriba y de las que parece desprenderse que es suficiente que la colocación de la guitarra nos resulte cómoda. Es muy importante que además de cómoda sea funcional (es decir, que interfiera lo menos posible en la técnica instrumental) y, sobre todo, que sea ergonómica y no nos ocasione problemas de salud a medio o largo plazo.

Julio Gimeno

Selección de conversaciones del foro:

http://guitarra.artepulsado.com/foros/

Share on TwitterShare via email
Esta entrada fue publicada en Conversaciones sobre la guitarra en los foros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

jqNv

Por favor, escriba el texto anterior:

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>